domingo, abril 22, 2007

Huanchaco

Estas fotografías nacen de una mirada distinta al balneario de Huanchaco, una mirada que navega en las profundidades del mar, convirtiéndose en imágenes atractivas para los visitantes.
Particularmente he ido muchas veces a esta playa, porque es un buen lugar para caminar, observar y meditar. Cada vez que estoy sentado en la arena, mirando al mar, observo cuando los pescadores se toman el tiempo de esperar hasta que un incauto pescado muerda el anzuelo.La gente libera su estrés sobre las mansas aguas, los turistas prefieren utilizar el largo muelle como fondo en sus fotografías. Y es que Huanchaco, no solo es el sol resplandeciente que nosotros conocemos, si no, también, es un pequeño mundo que desde inmemorables tiempos, tiempos de los mochicas, elabora fielmente los caballos de totora.
Muelle

Vendedores de anzuelos

Playa "El Varadero"

Aficionados

Navegando

Pescadores

Picando

Debajo del muelle